Impacto de la Energía en la Ciencia Económica

Impacto de la Energía en la Ciencia Económica

El Comité I+D+i liderada por su presidente, Ing. Rodolfo Baffico, organizó el Seminario SEMINARIO: “Impacto de la Energía En la Ciencia Económica, una Mirada Diferente”, exposición a cargo del Ingeniero Civil Hernán Lafourcade, quien detalló los cambios de las ciencias económicas durante su historia, donde – a pesar de tener una evolución paralela con las Ciencias Naturales y las Fisicoquímicas – aparentemente no ha habido entre ellas una influencia recíproca y permanente.

Ante dicho panorama, Lafourcade destacó que la mayor energía producida proviene del sol, y la otra de los combustibles fósiles. Entre las energías que son generadas por el sol se encuentran: hidráulicas, eólicas, y solar; todas ellas son renovables. En el caso de la energía fósil, podemos encontrar los hidrocarburos que están en último término constituidos por átomos de carbono e hidrógeno.

Según lo que indicó el experto, la disponibilidad de carbón, petróleo, gas natural y otras energías fósiles, vienen declinando fuertemente a medida que pasan los años, dado que su grado de extracción es muy alto en comparación con la generación natural de ellos.

Por otra parte, se puede calcular la incidencia de los combustibles fósiles en el crecimiento económico de los países, cuyo promedio es de:

– Petróleo: 34%
– Carbón: 28%
– Gas natural: 24%
– Hidráulicas: 6%
– Nuclear: 5%

La evidencia histórica muestra que al mundo le costó mucho crecer en la utilización de energías más potentes, y recién en la época industrial entró el carbón. Pero en 1912 comenzó el desarrollo de la industria automovilística que estimuló la aparición de la gasolina, el kerosene, diesel, fuel oil, etc.; razón por la cual el petróleo y el carbón lograron posicionarse en la sociedad.

La economía neoclásica – que nace en el siglo XIX – no quiere ver este impacto de los combustibles fósiles que han mejorado la economía de la época: para ellos tiene que ver solamente con el capital y las horas hombre, y no con la energía.

Sin embargo, la producción de productos y servicios necesita de energía y de materias primas para ser procesados. En el año 1956 los economistas neoclásicos modelaron la producción de manera tal que los patrones comienzan a cambiar. Y ya en la post guerra queda demostrado que fue la energía la que ha generado esta continua prosperidad en la economía.

En la actualidad es muy difícil reemplazar estos combustibles fósiles, porque ninguna otra energía cumple con tener la alta densidad de energía que proporcionan los combustibles fósiles. Nuestra sociedad se encuentra pues enfrentada a la utilización creciente de las energias renovables pero – al mismo tiempo – no cuentan con una infraestructura amigable ni los espacios disponibles de territorio requeridos por ellas.

Ver presentación AQUI

  • Impacto de la Energía en la Ciencia Económica Impacto de la Energía en la Ciencia Económica
  • Impacto de la Energía en la Ciencia Económica Impacto de la Energía en la Ciencia Económica
  • Impacto de la Energía en la Ciencia Económica Impacto de la Energía en la Ciencia Económica
  • Impacto de la Energía en la Ciencia Económica Impacto de la Energía en la Ciencia Económica
  • Impacto de la Energía en la Ciencia Económica Impacto de la Energía en la Ciencia Económica
  • Impacto de la Energía en la Ciencia Económica Impacto de la Energía en la Ciencia Económica