Niñas llegan al Colegio de Ingenieros a salvar el mundo

Niñas llegan al Colegio de Ingenieros a salvar el mundo

El sábado 3 de agosto el Colegio de Ingenieros abrió sus puertas para recibir a un grupo de niñas entre 9 y 15 años para vivir una mañana de experimentación y creatividad con el fin de aprender y aportar a la sustentabilidad desde las habilidades STEM. La invitación era a sumarse a la iniciativa de salvar el mundo con las STEM, a través de la metodología Lego Serious Play.

El evento fue organizado por una alianza entre Red MAD y el Colegio de Ingenieros por medio del Consejo de Especialidad de Ingeniería Comercial y Control de Gestión y la Red de Mujeres Ingenieras.

“Ha sido una invitación a la reflexión sobre la sostenibilidad y las carreras STEM donde las propias niñas proponen los objetivos y proyectos que quieren impulsar desde la ingeniería; construir un hospital que tiene la cura del cáncer, una represa que limpia el agua de toda la basura que trae, un museo sostenible para recaudar fondos para ayudar a las personas, reforestación, entre muchos otros que propusieron”, señaló, Odette Inostroza, Consejera Nacional del Colegio y organizadora de la actividad.

Según Katherina von Loebenstein, “Fue un privilegio hablar a las niñitas de lo maravilloso de la tecnología, sus infinitas posibilidades hoy y futuras, de cómo están cambiando y seguirán evolucionando las carreras relacionadas a esta y cómo podemos ocupar la tecnología para ayudar a la sustentabilidad del planeta”.

“Ampliamos la visión de las niñas incentivando el hacerse preguntas sobre la sustentabilidad y las carreras STEM. Conectamos sueños e inquietudes a partir del poder expresarse y pensar con las manos”, agregó Fernanda Valenzuela quien además añadió importancia de incentivar que las mujeres del futuro se hagan las preguntas adecuadas y generen una red para abordar los desafíos que se les presenten.

Paula Coll, 9 años, asistente comentó también acerca de su experiencia: “Fue muy entretenido crear soluciones con Legos y conocer otras niñas, y sí, me gustaría ser Ingeniera cuando grande”.