Universo Oscuro, Materia Oscura, Energía Oscura y Agujeros Negros

Publicado en 28/5/2013

El Comité de Investigación, Desarrollo e Innovación organizó el Seminario: El Universo Oscuro, Materia Oscura, Energía Oscura y Agujeros Negros, presentado por el Doctor en Física de la U. de Ch. Máximo Bañados. En la charla se dieron a conocer las principales sorpresas que la observación astronómica ha entregado a lo largo del tiempo y la manera como se han podido explicar a través de la continua evolución de los mecanismos e instrumentos de medición de la Astronomía.

El Prof. Bañados explicó que el desarrollo de las Ciencias Físicas y Matemáticas, desde la época de Galileo y Newton hasta los progresos de la Mecánica Quántica y de la Relatividad General de Schwredinger y Einstein, han permitido formular distintas teorías para explicar la evolución del Universo que observamos, excepto dos fenómenos particulares: la expansión del Universo y la existencia de los Agujeros Negros.

Los objetos luminosos que observamos en el cielo son similares a nuestro sol, que se mantienen en equilibrio entre la fuerza de expansión provocada por la temperatura y la fuerza gravitacional ejercida por la masa total de las partículas que lo componen. Las altas temperaturas – responsables de la emisión de luz y de otras radiaciones electromagnéticas – son generadas por reacciones nucleares que ocurren en su interior.

Todos estos objetos se agrupan en galaxias que aparecen girando alrededor de un centro oscuro que debe ejercer una gran fuerza gravitacional para hacer girar todo el conjunto de estrellas en los típicos brazos espirales que presentan las galaxias.

Los agujeros negros se generan por el colapso de una estrella: cuando el combustible se acaba, la estrella se apaga, la presión disminuye, y la estrella colapsa. La estrella colapsada puede dar origen a una singularidad – un agujero negro – cuya gravitación es tan alta que ni siquiera un rayo de luz puede salir.

Los agujeros negros no capturan necesariamente todo lo que haya cerca de ellos. Hay objetos que pueden orbitar un agujero negro indefinidamente, pero si un objeto cae dentro nunca saldrá en su forma original. Se ha observado en efecto la llamada Radiación de Hawking que podría explicar la conversión de masa en energía electromagnética.

Ahora bien, midiendo la órbita de la luna podemos determinar la masa de la Tierra y midiendo la órbita de la Tierra podemos determinar la masa del Sol. Con un método similar pero utilizando ecuaciones más complejas, podemos determinar el contenido del Universo a partir del movimiento de las galaxias. El resultado de estos cálculos es que las galaxias tienen mucha más materia de la que vemos y conocemos. Parece existir un 70 – 71 % de Energía Oscura y un 4% de Materia visible y un 25 – 24 % de Materia Oscura. Ahora bien ¿qué es la materia oscura? Lo desconocemos. Es lo que se espera que la Ciencia y las experiencias que pueda realizar el LHC de Ginebra podrían llegar a explicar en un futuro no muy lejano.

Para finalizar, el Presidente del Comité, Ing. R. Baffico invitó a formular aclaraciones y consultas al expositor, en las que el público mostró un gran interés y participación.

 








  • INFO INFO
















Lista de Actividades