El sismo del 16S en el Valle del Choapa

El sismo del 16S en el Valle del Choapa

Durante el mes de septiembre de este año se produjo un intenso sismo de magnitud MW 8,4 Richter, como resultado de la rotura por el empuje de la placa de Nazca sobre la continental en el centro de Chile. En esta zona la placa de Nazca se mueve a una velocidad de 74 mm/año respecto a la placa continental y comienza la subducción debajo del continente en la depresión localizada a 85 km al oeste del sismo del 16S.

Este evento nos ha demostrado una vez más, el delicado equilibrio tectónico en que se encuentra comprometido el país debido a sus particulares condiciones geológicas. Estas circunstancias han determinado la particular aproximación al diseño sísmico de las construcciones que la ingeniería chilena ha debido tener durante todo el desarrollo que ya abarca más de un siglo.

Desde las primeras investigaciones y estudios del Conde Montessus de Ballore, primer director del recientemente fundado Servicio Sismológico de Chile en 1908 hasta las investigaciones de hoy que dan sustento a los mejoramientos y adecuaciones de la normativa que regula la construcción en Chile, el país ha recorrido una senda de perfeccionamiento en el conocimiento del comportamiento de las construcciones cuando ellas son sometidas a la acción de un sismo.

Lo anterior se une a una práctica y, por lo tanto, a una investigación aplicada permanente en la construcción de edificios, los cuales en las últimas décadas han alzado alturas considerables. También la industria nacional ha debido proteger sus instalaciones frente a la acción sísmica contando hoy con una normativa de alto nivel y única a nivel mundial que protege por igual a construcciones de infraestructura como a las de la industria, velando tanto por la continuidad de las operaciones como por la protección del daño de esas construcciones. columna

Cuando meditamos sobre las construcciones y la acción de los sismos, no podemos dejar de mencionar el necesario estudio del comportamiento de los suelos, el cual afecta de manera fundamental la incidencia de la onda sísmica en la construcción. Es ampliamente conocido que el viaje de las ondas a través de los medios que recorre se ve modificada de manera importante; en este caso los medios son los diferentes suelos a través de los cuáles se desplazan las ondas. Entre ellos se cuentan fenómenos tan complejos como la licuefacción de suelos o su comportamiento en profundidad que determina los empujes laterales. Estos estudios han sido materia de una preocupación central de los especialistas cuando ha sido necesario plantear, revisar y mejorar la normativa que regula la construcción en Chile.

Por otra parte, también constatamos que frente al carácter a veces sesgado por la improvisación, en Chile existe una arraigada práctica de seria dedicación y cumplimiento de las regulaciones y la normativa, este hecho, definitivamente, protege a nuestro territorio, a nuestras construcciones y a nuestra población.

Sergio Contreras A.
Primer vicepresidente del Colegio de Ingeniero de Chile.