Gloria Henríquez y la inteligencia artificial y telemedicina al servicio de la comunidad

Gloria Henríquez y la inteligencia artificial y telemedicina al servicio de la comunidad

La forma en cómo la telemedicina y la inteligencia artificial aportan al control de la pandemia es el el tópico final abordado en el primer seminario de conmemoración del Día de la Ingeniería, de la mano de Gloria Henríquez, vicepresidenta del Consejo de Especialidad de Ingeniería Eléctrica del Colegio de Ingenieros.

En su ponencia, explicó los diversos alcances de la inteligencia artificial, mucho más allá de lo que comúnmente se conoce o imagina.

Entre ellos, describió cómo contribuye acelerando la secuenciación del genoma para predecir la estructura viral con el fin de encontrar una vacuna y permite realizar evaluaciones de forma más rápida, llevando a cabo análisis de exámenes de imágenes: “por ejemplo, diagnósticos de neumonía que antes tomaban de 10 a 15 minutos, hoy pueden realizarse en 20 o 30 segundos, mientras que los algoritmos pueden indicar que no solo se trata de esta enfermedad, sino que si es producida por Covid-19”.

También la inteligencia artificial se articula en sistemas que permiten predecir curvas de contagio, mortalidad u otras métricas relevantes, mientras que colabora en la organización y gestión de la información, por ejemplo, en publicaciones científicas y de apoyo a los investigadores. Al 16 de marzo reciente, comentó Henríquez, se habían recopilado y preparado más de 29 mil documentos relativos al virus y a la familia más amplia del Coronavirus.

En tanto, también permite llevar a cabo una vigilancia inteligente de los medios de comunicación, proporcionando actualizaciones de noticias mundiales y nacionales, basadas en selección de medios con información abierta en línea.

Otro gran aporte de este avance se produce en el control de riesgos epidemiológicos. Permite la contención de poblaciones, con verificación y cumplimiento de medidas por teléfono móvil y geolocalización, además de controles domiciliarios aleatorios; realiza medición y señalización de personas con temperatura corporal elevada; alimenta dispositivos para aumentar la tasa de reconocimiento de portadores de máscaras quirúrgicas, colabora con el seguimiento telefónico individual para advertir a los usuarios que no se mezclen con personas potencialmente portadoras del virus y alerta a las autoridades sanitarias cuando la población no respeta el aislamiento.

Respecto a la telemedicina, la experta hizo hincapié en la relevancia que tiene para que las personas puedan quedarse en casa y minimizar el riesgo de contagio. Aclaró que en Chile se realiza hace muchos años y que es más que hacer una consulta a un médico de manera virtual: se utiliza en interconsultas, informes y resultados de exámenes, telemonitoreo y orientación telefónica”, precisó. Un gran avance para la calidad de vida es la telerrehabilitación, con pacientes que pueden ser monitoreados a distancia, considerando que pueden tener discapacidades o estar en situaciones cuyo traslado se hace complejo. “Tanto en la telemedicina como en la inteligencia artificial, hay mucho camino por recorrer”, manifestó Henríquez, al tiempo que describió algunos trabajos de vanguardia que se realizan en Chile y preponderó la importancia de dar impulso a todo tipo de desarrollos relacionados con la tecnología y la innovación.