“La eficiencia energética es un desafío para la Pyme exportadora”

“La eficiencia energética es un desafío para la Pyme exportadora”

Fuente: [Entrevista Diario Ecomex]

Entrevistamos a Christian Hermansen, Presidente de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros, Director Gerente de Actic Consultores y uno de los seis autores del libro «Eficiencia energética, la necesidad del Siglo XXI». Esta obra surge como resultado de una serie de iniciativas realizadas por la Comisión, quien además de publicar este tipo de documentos, organiza conferencias y foros orientados a desarrollar discusiones que puedan entregar posibles situaciones al problema energético en nuestro país.

 ¿Cuál fue la motivación para escribir este libro?

En el mes de la energía desde el año 2008, con la Comisión de Energía impulsamos una serie de seminarios donde estaba contenido el tema energético, en ese contexto surgió la inquietud de tener mayor proyección, lo que derivó en la publicación del libro “Energías Renovables no- convencionales: Energía sustentable para Chile”, publicado el 2010.

Ese libro se dedicó a temas de minicentrales hidroeléctricas, geotermia, eólica, solar, redes inteligentes, mareomotriz y cambio climático, que eran bastante conocidos a nivel del público de ingenieros, de universidades y también del público en general, el objetivo era cubrir la falta de conocimiento y publicaciones. Luego de que editamos ese libro surgió la inquietud, principalmente de los ingenieros civiles mecánicos, de que estábamos tomando solo el tema eléctrico, lo que llevó a que toquemos temas técnicos y de eficiencia energética, que es donde se producen los grandes ahorros, como el manejo de calderas con medidas bastante simples, algunas de bastante criterio común pueden producir ahorros significativos.

Luego diferenciamos uso racional de energía y eficiencia energética, los términos de tocamos el tema de las nuevas tecnologías que es otra manera de mirar la situación.

 

¿En qué consiste esa diferenciación entre uso racional y eficiencia energética?

Por ejemplo, el uso racional es apagar las luces cuando no estás presente en un lugar y eficiencia energética es cambiar el uso de ampolletas incandescentes por ampolletas LED.

 ¿Por lo tanto una acción tiene que ver con la conciencia y la otra pasa por realizar una acción determinada?

Acción determinada que implica una inversión en un tipo de ahorro mayor, y ahí se tiene que hacer una evaluación entre la inversión inicial y el ahorro que se obtiene durante la vida útil.

 ¿Cómo cree que se han estado llevando a cabo medidas para mejorar la eficiencia energética en Chile durante los últimos años?

En primer lugar los costos de las energías están bastante más caras, hay un valor operacional que ha ido aumentando mes a mes. En segundo lugar, la inversión ha bajado violentamente, por ejemplo el caso del precio de los focos led, que no han tenido una baja que se vea todavía en el mercado chileno, en China estos focos cuestan una décima parte de lo que cuestan en Chile, por lo tanto hay un mercado que tiene que desarrollarse.

 Tenemos un Tratado de Libre Comercio con China, que permite que una inmensa cantidad de mercancías ingresen a nuestro país libres de aranceles ¿Estos productos eficientes han entrado con preferencias?

Pasa en primera instancia porque el mercado es chico, por lo tanto hay pocos importadores que están apuntando a un mercado nicho donde puedan obtener una rentabilidad alta y al masificarlo tendrían que bajar de precio, entonces tiene que llegar competencia, por ejemplo que un importador decida bajar los precios a la mitad, ahí debiera empezar una competencia que va a ir acomodando los precios, entonces es un tema netamente de mercados. También podrían haber políticas de algún organismo que muestre los precios en China y los precios de como se encuentra en el mercado en Chile, para que tenga un efecto demostrativo.

 ¿Cómo cree que se perfila nuestro país en el contexto del comercio internacional, tomando en cuenta que grandes importadores en países desarrollados dentro de 5 años sólo tendrán intercambios con productores sustentables?

Tenemos que ir avanzando en todos los ámbitos, hasta ahora solo hemos tenido avances en la agricultura y en el área vitivinícola donde hay una preocupación por medir la huella de carbono, pues hay una preocupación de lo que está pidiendo el mercado, como la utilización de vidrio más delgado para las botellas. Esto no se da por un ataque repentino de ambientalismo, sino porque ven que el mercado está moviéndose en esta dirección, entonces hay que adaptarse al mercado externo.

El mercado nacional no está funcionando en esa línea, excepto en algunos nichos muy específicos donde hay medición de la huella de carbono. Por ejemplo, volviendo al tema de las ampolletas, si en un supermercado la ampolleta eficiente está más barata que una ampolleta fluorescente, van a comprar lo más barato, por eso el cambio va a llegar desde afuera, y por eso la preocupación por la huella de carbono está principalmente en los exportadores, en el mundo académico, en algunas organizaciones, pero no en el mercado interno.

Y ese es un tema que tienen que adoptarlos las empresas, porque Chile es un país exportador y eso nos podría restringir las exportaciones, no sacamos nada con producir por producir. Esta es un tema que también está tomando la minería, yo diría que por el lado de la sustentabilidad que por la huella de carbono, porque China no le está exigiendo mediciones de huella de carbono a nuestras exportaciones de cobre.

 ¿Entonces la decisión de hacernos sustentables hoy en todo ámbito productivo, podría prevenirnos de alguna futura crisis en el sector exportador?

Hay dos cosas, uno que te paren las exportaciones, que dejen de comprar alimentos, vino, etc. y la segunda es el diferencial de precios. Entonces por qué las viñas están preocupadas, porque vender la botella en un dólar adicional es una rentabilidad importante, con el agravante positivo que al tomar medidas de eficiencia energética y sustentabilidad se alivianan los costo, entonces disminuyes los costos de producción y aumentaste tus precios de venta, si no haces nada se te mantienen tus costos y el mercado en algún momento no muy lejano, quizás pasando la crisis económica mundial en cinco años más, va a haber una diferenciación de precios entre productos que midan su huella de carbono y los que no cumplan con esos requisitos.

El uso de las Pyme

Respecto a este libro recién publicado “Eficiencia energética, la necesidad del Siglo XXI” ¿cómo el pequeño y mediano empresario exportador puede utilizarlo para comenzar a ser sustentable y/o hacer uso racional de la energía?.

Este libro nació como una idea de ser un manual para la pequeña y mediana empresa, después se fue transformando y tomó temas más macro. Aquí se puede encontrar una serie de recetas, fórmulas y ejemplos, en el fondo es una guía práctica que dependiendo del tipo de empresario y los tipos de profesionales que tenga, en algunos casos puede tomar la decisiones por sí mismo o contratar algún servicio de consultoría, o cambio de equipos pero ya con una idea bastante clara.

Los que tienen calderas van a ver ahí ejemplos de cómo optimizar el uso de combustibles con recetas simples, qué pasa con los motores eléctricos eficientes y qué ocurre, porque no se trata solo de poner motores eficientes porque tienen un gran ahorro, ya que ninguna empresa tiene la capacidad de decir “paro mi producción para que tú me pongas motores más eficientes”, por eso el libro de una forma más aterrizada a la realidad propone que cuando falle un motor es el momento para cambiarlo por uno eficiente, no que tenemos que detener toda la fábrica durante un mes para cambiar los motores, eso es irreal.

Por eso este libro es bien aterrizado, no vamos al ejercicio teórico de que cambiamos los motores y ya tenemos el ahorro, ese cambio no es instantáneo, alguien tiene que parar la producción, bajar la electricidad, desconectar un motor, instalar el motor nuevo, hacer las pruebas, y eso toma un tiempo, algo que cualquier productor no puede soportar.

Ante esa realidad, yo diría que es un manual bastante práctico y al pequeño empresario le da una serie de recetas, y si su producción no está dentro de estos ejemplos que dimos si le va a dar una orientación de hacia dónde puede orientar su trabajo para lograr la eficiencia energética, y para eso están esos contenidos más macros, donde por ejemplo se plantea que la eficiencia energética son cambios tecnológicos que requieren una inversión y por eso deben hacerse mirando hacia el futuro, porque este tema no es nuevo, es algo que venimos trabajando desde hace 20 años y por qué no ha tenido una aplicación práctica.

La conclusión que llegamos nosotros es que depende de la empresa, por ejemplo es distinto en el caso del exportador de fruta, donde sus equipos de packing y refrigeración no funcionan todo el año, por ejemplo luego de que termina la época de cosecha, se exportan todos los productos, entonces en el invierno cuando no estamos ni con el frigorífico ni con el packing, aprovechemos esos tres meses para hacer mantenimiento y ahí podemos ver que motores cambiamos.

Esa es la ventaja del libro con respecto a otros análisis, y es que estamos enfocados en la realidad práctica, porque reúne justamente la experiencia de muchos profesionales que hemos venido trabajando realmente muchos años en distintos temas, como los de la auditoría energética que son profesionales que se preparan para realizar esa tarea y, lo más importante, al participar en este libro lo hacen desde la experiencia, sabiendo los resultados en la práctica y exponiéndolos simplificadamente, ya que hay datos que corresponden a estudios realizados para empresas privadas y debe respetarse la propiedad intelectual.

Este conocimiento, aplicado al pequeño y mediano exportador le puede servir para conocer una realidad y para sacar tener las líneas para poder sacar su propio estudio de manera particular, frente a esa demanda nosotros como Colegio de Ingenieros no recomendamos a nadie, solo estamos con el concepto de que el empresario tiene que aumentar la eficiencia energética, sobre todo por los altos costos de los combustibles, tanto el petróleo como sus derivados , además de otro tema importante que vemos nosotros como lo es la posible crisis eléctrica a partir del 2015.

 Leer más: Diario Ecomex