Tercera Charla de la tercera versión del Programa de Productividad 2018

La tercera charla del programa de productividad estuvo a cargo de Alfredo Barriga, Licenciado en Cs. Econ. y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, y Máster en Dir. de Empresas por las Universidades de Navarra (IESE) y Lérida. Alfredo, quien es además autor del libro "Futuro Presente: Cómo la nueva revolución digital afectará mi vida", inició su presentación abordando la temática de la productividad, ¿Como hacer más con menos? Tecnologías como los chips han conseguido aumentos de mas del 320.000% en su productividad gracias a la llamada Ley de Moore.

Luego presentó casos de otras tecnologías que se ven influenciadas por la ley de Moore, lo cual hace que hayan nuevos productos y servicios que incorporan desde chips embebidos hasta wearables. Alfredo dijo que hasta ahora, las mejoras de productividad eran lineales. Ahora, con estas tecnologías, pueden ser exponenciales. Y, más importante aún, permiten cambios radicales en los Modelos de Negocio. Todo ello supone grandes desafíos para la empresa en el siglo 21. Por eso estamos en presencia de la mayor revolución de productividad en la historia. Esta revolución tecnológica y de modelos de negocio implica la necesidad de capacitar a la masa laboral en nuevas habilidades y competencias, de forma rápida. Esta revolución tecnológica ha supuesto además una "Digitización" de los productos y servicios. Por ejemplo, la integración en un teléfono celular de múltiples productos como GPS, linterna, radio, video, etc. y todo por el mismo precio. Hace escasamente 12 años atrás nada de esto existía. ¿Qué pasó con las empresas que fabricaban aquello que hoy está gratis dentro de un móvil?

Para ilustrar el impacto de las tecnologías en los modelos de negocios, Alfredo comentó casos como Uber, Amazon, Airbnb, o Alibaba. También comentó la disrupción que traen tecnologías como la robótica y la impresión 3D en la manufactura, la inteligencia artificial en los procesos administrativos y de toma de decisiones, la Internet de las Cosas en la logística, las ERNC en el sector energético, la electromovilidad y autonomía en la industria del automóvil - los fabricantes de autos van a arrendarlos, no venderlos - y los materiales avanzados como el grafeno en la construcción, aviónica e industria naviera. En todos los casos, demostró los incrementos exponenciales en productividad debido al uso de esas tecnologías.

Por último destacó la creatividad e imaginación como las habilidades que serán requeridas para los humanos ya que las tareas repetitivas y estructuradas quedarán relegadas al ámbito de los bots y robots.

Al finalizar se generó con los asistentes una interesante conversación respecto de los desafíos que tiene Chile en distintos ámbitos.

Ver Presentación