Chile pide estar conectado ¿Estamos preparados?

Chile pide estar conectado ¿Estamos preparados?

La Comisión de Telecomunicaciones organizó el seminario «Estrategias para el Desarrollo de la Infraestructura Nacional de Telecomunicaciones», en la que se dio a conocer los cambios que ha experimentado nuestro país en tecnología de banda ancha, y la necesidad que se requiere de infraestructura para mejorar el servicio para los usuarios.

En el seminario participó Jorge Molina de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, Manuel Araya de Entel, Patricio Cáceres de Movistar, y Emmanuel Wozniak de Alcatel- Lucent.

Iniciando el encuentro, Jorge Molina de la Subsecretaría de Telecomunicaciones destacó la importancia que tiene el acceso de banda ancha en Chile, por la implicancia en la calidad de vida que tiene en los ciudadanos.

“El impacto en el PIB de la banda ancha, genera empleo, productividad, facilidades y oportunidades, por este motivo es importante para la Subsecretaría, pues implica mejorar el desarrollo del país. Sin embargo, Chile está en posiciones no muy destacadas a nivel mundial en la construcción de infraestructura de banda ancha; situación que nos interesa corregir”.

En análisis, Manuel Araya de Entel señaló los cambios que ha venido experimentando la tecnología en nuestro país, la que claramente ha ido evolucionando rápidamente, casi de modo instantáneo. “Estamos viviendo en una era donde la comunicación y la conectividad móvil son los protagonistas; las personas necesitan estar conectadas a todo momento, por este motivo es necesaria la implementación de infraestructura que logre satisfacer al mercado”.

Complementando lo anterior, Patricio Cáceres de Movistar explicó que los cambios que se están viviendo en el modo en que desean conectarse los individuos influyen en la demanda, por lo que se hacen necesarias instalaciones con un mayor avance tecnológico.

Además recalco que la inversión debe estar dirigida a lograr que las redes evolucionen y mantengan o mejoren la calidad de servicio para tráficos cada vez más elevados.

Habló también de problemas nuevos, como alta morosidad y un fuerte incremento de la inversión de los operadores en terminales.

“Se necesitan redes de fibra óptica para actualizar el sistema de conectividad del país, y lograr estándares mayores para los usuarios, las redes de cobre ya llegaron a su límite. Para ello, la industria debe seguir invirtiendo por lo menos $2.000 millones de Dólares al año.

Emmanuel Wozniak de Alcatel-Lucent, entregó la visión del nuevo ecosistema que están experimentando las telecomunicaciones, nuevos usuarios, nuevas terminales, nuevas conexiones, nuevas comunidades, entre otros. El tráfico se multiplicara en los próximos años entre 15 y 20 veces para lo cual será necesario preparar las redes, aumentar el espectro, más eficiencia en la transmisión y más puntos de transmisión (antenas).

Además, añadió que son necesarios nuevos terminales que permitirán la aparición de nuevas aplicaciones de video, lo que nos lleva a que la evolución de tráfico sobre las redes requiere un despliegue rápido para nuevos usos.

En conclusión, el fuerte crecimiento de la demanda de banda ancha prevista para los próximos años, requiere una fuerte inversión para mejorar la conectividad tanto en redes móviles, como en fibra óptica. Para ello es necesario cuidar que la legislación incentive a las empresas a acometer las inversiones, y promueva la disposición de más espectro para banda ancha móvil y más facilidades para el despliegue de antenas urbanas.